INMIGRACION IMMIGRATION VISA ABOGADOS LAWYERS FRONTERA ESTADOS UNIDOS US BORDERS RESIDENTES RESIDENT GREEN CARD TARJETA VERDE RESIDENCIA AMNISTIA AMNISTY 245I

« :: Ecuador-elecciones - Acalorado debate electoral da paso a periodo de reflexión | Inmigracion | :: Los inmigrantes no utilizan servicios de salud en España »

:: Migrantes ecuatorianos por primera vez a las urnas

Más de 145,000 ecuatorianos, de alrededor de los tres millones que reside en el exterior, podrán participar el domingo en la elecciones presidenciales por primera vez en la historia.

En 61 consulados de todo el mundo, quienes se empadronaron en consulados y embajadas desde septiembre del 2005 hasta abril del 2006 podrán elegir entre 13 candidatos al sucesor del presidente Alfredo Palacio.

Las cadenas de televisión han anunciado transmisiones vía satélite en vivo desde las ciudades con mayor presencia de migrantes ecuatorianos, entre ellas Nueva York, Milán y Murcia.

Rafael Correa

El candidato a la Presidencia de Ecuador por movimiento Alianza País, Rafael Correa, está considerado en círculos políticos como una persona inteligente con alta capacidad de liderazgo, una imagen de seguridad e independencia.

Radical en sus discursos, Correa, economista de profesión, figura a sus 43 años como favorito para los comicios del próximo domingo, en los que asegura que vencerá en primera vuelta.

Casado y padre de tres hijos, Correa hace alarde de figura “no política” en un país en el que todo político arrastra una pesada cadena de críticas de la ciudadanía, harta de los políticos tradicionales. Nacido en la ciudad costera de Guayaquil el 6 de abril de 1963, Correa recuerda una infancia feliz pero con limitaciones económicas, que no le impidieron gracias a becas, obtener su título de economista en la Universidad Católica de Guayaquil, dos maestrías en Economía en Estados Unidos y Bélgica, así como un doctorado en Estados Unidos. De verbo fácil, Correa domina, además del español, el inglés y francés, mientras que se defiende en el quechua, idioma ancestral de Ecuador, que aprendió cuando trabajó con ellos como misionero voluntario en una comunidad de la sierra andina.

Su imagen aporta frescura en el tablero electoral, al ser un personaje sin desgaste político, que se hizo popular cuando se desempeñó como ministro de Economía del actual Gobierno, al que le resultó incómodo por su rechazo directo a la injerencia de organismos internacionales en las decisiones del país.

Ya fuera del Gobierno y pese a que los analistas conservadores lo consideraba muy inmaduro políticamente, Correa encarnaba para muchos las características del cambio que consideran que requiere el país para dejar atrás la desigual distribución de su riqueza.

Sus primeros pasos en la pasarela presidencial fueron débiles, pero conforme avanzó la campaña, sus dotes de líder que cultivó desde la escuela, que reforzó como niño explorador y consagró como misionero voluntario, lo convirtieron en la preocupación de sus adversarios que mientras más lo atacan, más popular lo hacen.

Su madre, Norma Delgado, recuerda que cuando pequeño, Correa le dijo que llegaría a ser presidente de Ecuador, país del que -dice- defenderá su soberanía en el concierto internacional, en el que no oculta su simpatía por el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Con Chávez, Correa no sólo comparte el sueño de construir una gran nación latinoamericana, sino las reticencia sobre el gobernante estadounidense, George W. Bush, al que el presidente de Venezuela tildó de “diablo” y a quien Correa llamó “torpe". Su personalidad no permite medias tintas en el afecto o desafecto al candidato quien no deja pregunta sin respuesta, mucho menos en el campo económico, en el que se mueve con agilidad, aunque también en el político ha demostrado gran habilidad y sarcasmo.

Los compañeros de escuela lo recuerdan como una persona justa, que se enfrentaba a quienes pretendían abusar de los más pequeños, una cualidad que, a su decir, se extenderá en su eventual Gobierno. Y es que Correa, del Movimiento Alianza País, dice que no suscribirá el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. por considerar que sólo beneficiará a ese país en detrimento de Ecuador. Con duros comentarios ha criticado al Parlamento, para el que su grupo no presenta candidatos, y al que considera mediocre, por lo que promete reestructurarlo a través de una Asamblea Constituyente.

León Roldós

El abogado y político León Roldós Aguilera aspira por tercera vez a la Presidencia de Ecuador, ahora al frente de una alianza socialdemócrata que quiere un “cambio positivo” tras los comicios del próximo 15 de octubre.

El candidato, hermano de Jaime Roldós, que fue elegido presidente de Ecuador para el periodo 1979-1984 y que falleció el 24 de mayo de 1981 en un accidente aéreo en extrañas circunstancias, fue vicepresidente de la República con Osvaldo Hurtado, que asumió la Jefatura del Estado como sustituto entre 1981 y 1984.

Sobre la muerte de su hermano y su esposa, Martha Bucaram, León Roldós ha insistido en que no hubo una investigación seria, ante las denuncias de que el accidente pudo ser provocado, supuestamente por los servicios secretos de EE.UU. (CIA), para apartar a Jaime Roldós de la Presidencia.

Al sustituir a Jaime Roldós al frente del Ejecutivo, Hurtado mantuvo una relación tensa con su vicepresidente, León Roldós, quien se opuso a la política presidencial de que el Estado asumiese las pérdidas derivadas de la depreciación del sucre de la deuda exterior de empresas privadas.

Nacido en Guayaquil el 21 de julio de 1942, en un parto en el que falleció su madre, cursó estudios primarios y secundarios en su ciudad natal.

Roldós estudió derecho en la Universidad de Guayaquil y, a los 26 años, fue secretario del Municipio de esa urbe portuaria, la mayor de Ecuador, con el alcalde Asaad Bucaram, del partido Concentración de Fuerzas Populares.

En su vida profesional, ha ejercido el derecho y ha sido asesor de grupos financieros, además de profesor universitario y diputado por la provincia costera de Guayas en varias ocasiones.

Como docente, fue elegido en 1994 rector de la Universidad pública de Guayaquil, al frente de la que ha estado diez años en dos periodos y donde, según sus partidarios, acabó con la corrupción que reinaba en la administración del centro educativo, lo que le ha dado fama de persona íntegra. En estas terceras elecciones, Roldós intenta llegar a la Presidencia con apoyos distintos de las dos anteriores, en las que se presentó como candidato del izquierdista Partido Socialista Ecuatoriano (PSE) en 1992 y como independiente en 2002.

Hace cuatro años, Roldós quedó tercero y no pasó a la segunda vuelta, en la que estuvieron el ex coronel Lucio Gutiérrez, que a la postre fue el vencedor, y el multimillonario Alvaro Noboa, que de nuevo se presenta a las elecciones de este año y que, según los analistas, podría, asimismo, disputar el segundo puesto a Roldós.

En su historia política, Roldós ha mantenido posturas de izquierda, con la defensa de regímenes socialistas en América Latina, como el de Fidel Castro en Cuba y, posteriormente, el de Hugo Chávez en Venezuela.

Alvaro Noboa

Las encuestas, cuando dejaron de publicarse hace dos semanas, le situaban entre el tercero y el cuarto lugar en las expectativas de voto.

Alvaro Noboa Pontón, empresario, político y poseedor de una de las mayores fortunas de Ecuador, se presenta por tercera vez consecutiva a la Presidencia, con una campaña en la que la caridad pública y las promesas de mejora social son los puntos fuertes.

En estas elecciones, emulando al presidente norteamericano George Bush, se ha presentado, como “enviado divino”, rezando y enarbolando una Biblia con un aparatoso crucifijo en el pecho en algunas apariciones públicas, en la mayoría de las cuales entrega sillas de ruedas a minusválidos y ordenadores a colegios.

Nacido en la ciudad costera de Guayaquil el 21 de noviembre de 1950, quinto de seis hermanos de una familia acomodada, estudió en el colegio de San José de La Salle de Guayaquil, y el de Le Rossei, en Suiza, uno de los más exclusivos del mundo.

Su relación con la política comenzó en 1996, durante la corta administración del ex presidente Abdalá Bucaram, desde agosto 1996 a febrero 1997, en la que ejerció la Presidencia de la desaparecida Junta Monetaria, organismo de control financiero del Estado.

Elegido candidato del Partido Roldosista Ecuatoriano del destituido gobernante Bucaram a las elecciones presidenciales de 1998, resultó derrotado en segunda vuelta por el saliente alcalde de Quito, el democristiano Jamil Mahuad.

Articulos Anteriores | Idolos del Astillero | Petshop | Photoretouch.us | Grypus Diseño | Actualidad | Autos | Chistes | Deportes | Dinero | DJ Electronica | Inmigracion | Musica | Mascotas | Salud | Seguro Social | Tecnologia | Turismo | Comida