Turismo Guayaquil: Guayaquil Historia Guayaquil

Octubre 23, 2007

:: Despierta Guayaquil

Despierta Guayaquil, Ciudad que albergas, a los Judas que hoy claman tu derrota; los inmorales que fungen de patriotas despojándote del Pacífico mar, que baña tus riberas.

Despierta Guayaquil pueblo guerrero, no dejes que el cobarde inflame tus entrañas; son traidores con impúdicas hazañas maltratando tu dignidad y la bandera.

Despierta Guayaquil como es costumbre, con los primeros rayos del sol en el oriente, con clarines que tocan en silente; en los oídos de los necios que no escuchan.

Despierta Guayaquil Ciudad altiva, que el grito del patriota esté presente; con el coraje de esa mañana de octubre, con el cielo celeste que te cubre, como manto de Santo Omnipotente.

Despierta Guayaquil a tus poetas, a los bardos, artistas y pintores, a los doctos y sabios que cuenten tus historias, tus costumbres, tus guerras , tus amores; más si al final la traición en mi ciudad se esconde; en tiranos, anarquistas y ladrones; que se pudra mi alma si yo entrego mi Pacífico mar a los traidores.

Despierta Guayaquil, como en antaño, cuando hicimos temblar las metralletas, a las botas, las gorras, las tanquetas, con el grito viril de nuestro canto, hoy te invoco libérrimo pueblo que me escuchas, a unirnos otra vez contra el cobarde que mancilla el honor y mi bandera.

Despierta Guayaquil de mis amores; y vence la traición que llevas a tu espalda, del Caín que hoy canta su victoria, de esa masa embrutecida y codiciosa, que hoy cercena tu alma, tu dignidad, tu gloria.

Autor: D Marcos Molina Jurado

Guayaquil 06:55 PM

Octubre 09, 2007

:: Guayaquil, 187 años de libertad e independencia

Ciudad hermosa; cuna de grandes hombres; tierra fértil y fecunda; luz que ilumina a todo un país. Así es Guayaquil.
Hace 187 años se llevó a cabo la gesta patriótica de un grupo de héroes que luchó incansablemente por defender sus ideales y proclamar la independencia de la bella Perla del Pacífico.

A continuación hacemos una reseña breve de lo que fue la revolución octubrina, la cual consiguió que Guayaquil se libere definitivamente de la opresión española.

Las ideas revolucionarias
El 1 de octubre de 1820, en la casa de José de Villamil y su esposa Ana Garaycoa, José de Antepara sembró la idea definitiva de emancipación, al bautizar a la pequeña mesa donde se centraban las ideas revolucionarias como La Fragua de Vulcano, en recuerdo del mítico "dios del fuego" y de las artes que necesitaban de las llamas para sus obras.

Allí se abrieron los escenarios de la lucha; escenarios que se diversificaron en los días siguientes a esta fecha y que tuvo otros integrantes como el coronel Jacinto Bejarano, el doctor José Joaquín de Olmedo y el coronel Rafael Ximena, quienes asumieron la jefatura del movimiento independentista. A estos planes se sumaron las ideas de los oficiales Gregorio Escobedo, Hilario Álvarez, Damián Nájera, Isidro Pavón, José Vargas y otros más que se mostraron solidarios por la causa.

Desde Perú llegaron los militares conspiradores Miguel de Letamendi, León de Febres Cordero y Luis Urdaneta, quienes hicieron escala en Guayaquil para regresar a su natal Venezuela y al ver la causa de la libertad ya consolidada, no dudaron en sumarse a estas ideas que fueron hilvanándose hasta la tarde del domingo 8, cuando los próceres se reunieron nuevamente en la residencia de José de Villamil para evaluar cómo sería el desempeño total de la gesta.
Paralelamente a sus planes, el gobernador de la ciudad, Pascual Vivero, se enteró de los rumores de la reunión y envió a las tropas a resguardar el malecón y sus calles aledañas; mientras que el capitán del Puerto, Joaquín Magallar, ordenaba a las lanchas cañoneras realizar maniobras similares.

Aunque había mayor vigilancia, los próceres no se amedrentaron y, cerca de las 22:00, Gregorio Escobedo se reunió en casa de José de Villamil para indicarle su lucha indeleble y que la batalla decisiva empezaría después de cuatro horas, en el cuartel Granaderos, el cual serviría como centro de operaciones.

Camino a la emancipación
La primera conquista fue dada por parte del capitán Damián Nájera, quien derrocó al comandante del Cuerpo de Artillería, Manuel Torres Valdivia, quien cayó prisionero y así facilitó la gesta. Antes de la hora indicada, el capitán León de Febres-Cordero llegó al cuartel asignado para conseguir mayor respaldo. Lo consiguió inmediatamente.
Mientras tanto, Francisco de Paula Lavayen, José de Antepara, Baltazar García y Lorenzo de Garaycoa, con otros soldados del Daule marchaban hacia Las Cruces; en otros lugares estratégicos de la ciudad también se tomaban más prisioneros como el caso del gobernador Vivero.

Guayaquil independiente
El amanecer glorioso se acercaba en la cálida mañana del 9 de Octubre de 1820 y cuando ya estaba todo bajo control, los próceres decidieron organizar una Junta de Gobierno, la cual fue asumida por el doctor José Joaquín de Olmedo, quien posesionó al resto de autoridades civiles, políticas y militares.
La multitud aclamaba a la nueva Junta y a cada uno de los próceres que estaban dispuestos a sacrificar su vida con tal de conseguir la libertad del suelo patrio.

Posteriormente, ciudades hermanas continuaron con la consigna de Guayaquil independiente y los restantes meses proclamaron su independencia política. Samborondón, Daule, Babahoyo, Baba, Naranjal, Jipijapa, Portoviejo, Montecristi, Cuenca, Loja y Tulcán se liberaron del yugo español.
Siguiendo las normas constitucionales, el 10 de octubre, Guayaquil convocó a elecciones del representante del Congreso Constituyente que comenzó sus labores un mes después.

Guayaquil 04:05 PM

Julio 16, 2007

:: El varadero navega en el astillero

El varadero Barcelona está ubicado en la calle 5 de Junio (final de la calle Venezuela), al pie del río Guayas. Los Huayamave recuerdan cómo heredaron el oficio de sus parientes.

El tiempo se detuvo en el Barrio del Astillero. Aunque eso no es posible. Pero en esas calles, el pasado y el presente están enlazados por un nudo imposible de desatar.

Cuando uno deja atrás la calle Eloy Alfaro y camina por Venezuela, de pronto en Cinco de Junio y el río Guayas se encuentra a Juan Carlos y Cazela II, dos barcos pesqueros que ocupan las parrillas del tradicional taller y varadero Barcelona de Enrique Huayamave Salvatierra, de 91 años, y su hijo Héctor Huayamave Medina.

Sus popas de madera dan a un Guayas de aguas coronadas por lechuguines. Desde esa orilla se observa a los operarios que reparan las naves. De las cubiertas escapan voces y ruidos de herramientas. Esa mañana, como antes, como siempre los olores del río crecido y la madera labrada se mezclan.

Durante la colonia, los astilleros primero funcionaban por la actual ciudadela La Atarazana, luego se trasladaron al sur.

Como en nuestra zona existían excelentes maderas para la industria naval y experimentados carpinteros de ribera y calafates, la corona quiso establecer en Guayaquil su astillero real, proyecto que finalmente no se realizó, lo afirma la historiadora María Luisa Laviana Cuetos en Guayaquil en el siglo XVIII.

Hacia 1740, la maestranza guayaquileña era la más numerosa del mar del sur, en su astillero trabajaban 335 hombres, 254 carpinteros de ribera y 81 calafates. Esos mismos carpinteros construían las casas de la ciudad. Todos eran negros, mulatos, zambos y mestizos y en su mayoría, familia entre sí, porque el oficio se hereda.

Por ejemplo, en 1777 en la maestranza del astillero trabajaban seis Medina y cuatro Salvatierra que seguro son los más antiguos y laboriosos familiares de los Huayamave Salvatierra y Huayamave Medina del actual varadero Barcelona.

Bajo una ramada, Enrique Huayamave se protege del sol y cuenta que todo lo aprendió de su padre, José Manuel, quien tenía un pequeño varadero en la calle Portete. Años después, trabajó en el de su hermano Juan, ubicado en Letamendi.

Era un varadero de marea porque sus dos parrillas estaban en el río para realizar trabajos de emergencia. “Las embarcaciones varaban ahí para colocarle un parche, cambiarle la hélice o el eje. Trabajos que duraban el tiempo de una marea”, recuerda el anciano.

Desde hace 36 años, el varadero Barcelona funciona en el actual sitio y su nombre es en honor al equipo de sus amores. Aunque Freddy, su hijo mayor, jugó en el Emelec, en cambio Emilio se inició en el Barcelona y después militó en siete equipos más. Héctor, quien actualmente está al frente del varadero, integró la selección del Guayas, pero cuando iba a jugar en el Nueve Octubre, don Enrique le dijo: “Juegas al fútbol o trabajas conmigo, así opté por la tradición familiar”, confiesa.

Cuando don Enrique opta por el silencio, Héctor recuerda que su padre construyó seis lanchones para la Unión de Bananeros Ecuatorianos, también canoas, remolques y pontones para que la compañía Mercantil embarcara racimos de guineos porque antes la fruta no iba en cajas sino en racimos pelados.

Esos eran buenos tiempos, asegura, aún construían embarcaciones en hierro. Ya nadie realiza esas inversiones, ahora los interesados compran embarcaciones dadas en baja y la reparan para gastar menos. Algo parecido ocurre con los barcos pesqueros, cuya construcción está prohibida porque hay demasiados.

Cuando llegan los barcos pesqueros –camaroneros, atuneros, sardineros– primero suben a la parrilla para detectar los daños y detallar las reparaciones necesarias. La mayoría de esos pesqueros fueron construidos por carpinteros de ribera, como los Quimí, los Quinde y otros.

“No sabemos hasta cuándo seguiremos, pero mientras exista el mar habrá pesca y por tanto barcos pesqueros para reparar”, dice Huayamave.

Por eso, el varadero Barcelona ubicado en el Barrio del Astillero navega en un viaje que no termina.

Mantenimiento
Normas marítimas determinan que un barco pesquero debe recibir mantenimiento anual.

Horario
En el varadero se trabaja de 08:00 a 12:00 y de 13:00 a 17:00.

Guayaquil 07:46 PM

Julio 07, 2007

:: Cuba y El Astillero mantienen el aroma del Guayaquil de antaño

En las calles Bolívar y La Orilla, aún existen artesanos que se dedican a la reparación de las embarcaciones.

Los niños corren por las calles detrás del balón. La gente se saluda. Es miércoles en la tarde y los vecinos del tradicional barrio Cuba, al sur de Guayaquil, sacan sus sillas para sentarse a conversar.

Los fogones, donde se prepara la tradicional carne en palito, aún están fríos, pero el movimiento se hace evidente sobre todo en la calle Estrada Coello. El barrio, identificado con el nombre del país caribeño, está lleno de tradición.

Junto a Las Peñas y El Astillero, es considerado el más antiguos de Guayaquil. Sus límites están marcados por la avenida Domingo Comín, Francisco Robles, El Oro y la calle del Camal.

Gina Romero, vecina del sector y miembro de la Confraternidad de Moradores del Sur (Cosmos), asegura que existen varias versiones en torno al nombre Cuba.

Unos dicen que fue cambiado por el nombre Domingo Comín, después de la revolución cubana a fines de 1959. Otros aseguran que en la década de los setenta, cuando llegaron los salesianos a fundar el colegio Domingo Comín, se hicieron los trámites para cambiar el nombre.

“Pero hay taxistas que todavía conocen a la calle como Cuba”, dice la menuda mujer de tez canela y amplia sonrisa. Lo cierto es que los vecinos del barrio se sienten orgullosos de conservar tradiciones como jugar indor en la calle.

David y Víctor Molina junto a sus amigos Diego Palacios y Carlos Cruz concluyen temprano sus tareas escolares y salen a jugar pelota en la calle Robles. “Acá es chévere, no pasan carros y podemos jugar. Lo malo es que no tenemos parque, pero eso no importa”, dice David, de 8 años.

Por los festejos de la ciudad son populares las fiestas del barrio. El palo encebado, la olla encantada, la carrera de ensacados y los torneos de índor buscan conservar ese sello del Guayaquil añejo. “Somos gente alegre, acá nos conocemos todos”, añade Omar Prado, quien llegó hace 20 años.

Las casas de cemento, algunas en su interior de construcción mixta, distan mucho de las elegantes viviendas del barrio Centenario, que están ubicadas justo en la calle Rosa Borja de Ycaza, paralela a la Domingo Comín.

Las nietos y bisnietos de las familias Gorotiza, Rodríguez, Bohórquez, Luna, Alcívar, que llegaron hace más de 80 años, aún habitan el sector. Aunque algunos emigraron a Estados Unidos, España, Alemania, las raíces quedan.

Una de ellas es María Rodríguez, de 67 años, quien asegura que cuatro generaciones vivieron en el sector.“Las calles no eran pavimentadas eran de tierra. Mi bisabuela Manolita Camacho Palomino fue pariente del ex presidente Antonio Flores Jijón”.

Romero asegura que en conversaciones con los más ancianos del sector identificaron que ese barrio tiene tradición deportiva. “Aquí vivieron Francisco Segura Cano y el futbolista Miguel Cortijo, que tiene todavía su local”.

El olor de la carne en palito es más evidente al caer la noche. “El arroz con menestra y la tripa misqui también se los preparan en el barrio Cuba”, dice el historiador Wellington Paredes.

El académico identifica al barrio como el lugar del camal municipal y de la antigua feria ganadera. “Este barrio forma parte del Guayaquil que se construyó en las décadas de los veinte y treinta.

El barrio de 2 equipos de fútbol

El sonido del martilleo sobre la madera aún se escucha en la orilla del río Guayas, al sur de la ciudad.

Frente a la ría están los carpinteros navales como Aurelio Yagual y Simón Jaramillo. Ellos y otras ocho personas trabajan en la calle Bolívar y la Orilla, junto al varadero ‘ Marianita’. Es el barrio de El Astillero, donde nacieron los equipos Barcelona y Emelec.

Está limitado al norte por la calle Gómez Rendón, al sur El Oro, el Oeste, Río Guayas; al oeste Chimborazo. De los 5 678 habitantes, quedan pocos antiguos.

El Astillero es parte de la tradición de Guayaquil, así como lo son los barrios Las Peñas, Orellana, Centenario, El Seguro, Garay...

Las Peñas, se levanta frente al río Guayas y en la calle Numa Pompilio Llona. Allí viven 452 personas y hay muchas galerías. Otros sectores constituyen los cerros del Carmen y Santa Ana.

Según el historiador Willington Paredes, otros barrios como el Garay, el Boca Nueve, que eran de la barriada de la calle Boyacá y Nueve de Octubre, son también reconocidos por los guayaquileños.

Guayaquil 06:18 PM

Junio 25, 2007

:: PORTAL DE LAS MORAN

Ya en el antiguo barrio Villamil la ciudad se entendía incontenible los grandes incendios y los ataques piratas no lograron quebrantar la fe y el fecundo trabajo de sus hijos. Hay un Guayaquil invisible que transita con los fantasma en a aguas del recuerdo. Y otro, que surge tangible y bullente como oleaje embravecido.

La ciudad es ahora, ese Guayaquil de comienzos de siglos. Aquella ciudad abuelita que se acostaba rezando... y amanecía viviendo largas procesiones y zahumerios. Des-pues corría al mercado. Llenaban canasto y encendía e, "fogón" , a preparar su típico" caldo de bola de verde" , el "sancochito" rico, los "tamales", las "hayacas" o los insuperables postres de "dulce de pechiche" y "fruta de pan de cocina"... Esa ciudad tranquila es todavía una leyenda por nuestras calles. Aun sus faroles alumbran, con el gas de antaño las memorias de nuestros viejos.

Hasta se escucha en el recuerdo el dulce traquetear de los tranvías de cinco centavitos. Y el lento viaje largo por las calles del 10 de Agosto. Pedro Garbo y Julián Coronel... La ciudad vive palpitante en aquellos abuelos que aun conservan sus sombreros "tostada" y sus resplandecientes "leontinas de oro". Sus bien planchados ternos de lino blanco y sus bastones. Todavía corren frescas las brisas de aquellas muchachas en flor de primavera que jugaban carnavales con globos y serpentinas... Ah, los terribles bailes de "la cuadrillas", "polkas" y los consabidos "amorfinos". Entonces, toda la gran preocupación juvenil era agradar a las dulces damitas del pencil guayaquileño. Con guitarra en mano, bajo el balcón, a la luz del farol y el pasillo en los labios.

Guayaquil 11:54 AM

:: CASA DE LAS CIEN VENTANAS

Ese Guayaquil de antaño, con sanas y sencillas costumbres ha quedado ya muy lejos, cada vez más distantes, por lo cual creemos necesario traer al recuerdo, rescatando del tiempo aquellos lugares que brindaron un aporte importante para el embellecimiento y engrandecimiento de nuestra querida ciudad Guayaquil.


En el dibujo tenemos la casa de las cien ventanas construida en madera, caña con revestimiento de yeso famosa por la gran cantidad de ventanas que presentaban su fachada.

Guayaquil 11:54 AM

:: LA TORRE DEL RELOJ O TORRE MORISCA

En 1842 el Gobernador de Guayaquil, Vicente Rocafuerte, trajo de Europa y obsequio a la ciudad el reloj publico, que está en lo alto de la torre morisca ubicada en el Malecón, a la altura de la calle 10 de agosto. Inicialmente el reloj permaneció en lo alto del cabildo colonial para después ser trasladado hasta la torre del mercado de abasto.

Aquello ocurría en 1921. Posteriormente y al desaparecer ese mercado, se levanto una torre especial en el mismo sector y allí permaneció el reloj hasta 1925, en que fue retirado en razón de que la construcción no ofrecía seguridades. En 1930, siendo Presidente del Concejo Don Miguel Ángel Garbo, se dispuso por parte de la Municipalidad la construcción de la torre morisca cuyos trabajos comenzaron en Agosto de 1930, y por fin, el 24 de Mayo de 1934 quedo inaugurada.

Guayaquil 11:53 AM

Febrero 16, 2007

:: El aji tiene un origen ecuatoriano

El aji o pimiento picante tiene origen ecuatoriano segun descubrio un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Calgary, en Canada, y de la Universidad de Missouri en EE.UU., que publico su trabajo en la revista Science.

Segun este estudio, los rastros mas antiguos de aji fueron hallados en Loma Alta y Real Alto, peninsula de Santa Elena, y tienen una edad aproximada de 6.100 años, mientras que los encontrados en otras zonas del continente tienen entre 5.600 y 500 años.

Los habitantes de esta region utilizaron los pimientos picantes para uso domestico hace incluso mas de 6.100 años, pero no existen datos precisos que permitan determinar cuando esta especia entro a formar parte de su dieta.

Luego el pimiento picante fue llevado a Europa.

El rastreo de este famoso condimento, que tiene una gran cantidad de variaciones, especialmente en Mexico, se llevo a cabo a partir de microfosiles de almidon recuperados, piedras, sedimentos y recipientes de ceramica para cocinar.

Los hallazgos, que se divulgan en un articulo de la revista Science publicado ayer, revelan que las variedades comunes de pimientos picantes, de la especie Capsicum, se usaban profusamente desde las Bahamas hasta el sur de Peru.

Pero segun el estudio, Ecuador es el lugar mas antiguo el que se hallaron granos de almidon de pimientos picantes, de entre siete sitios donde se encontraron rastros de este alimento en America.

Guayaquil 02:16 PM

Noviembre 07, 2006

:: El jabon negro

En las abaceras de los barrios y en barracas de los mercados se venda el llamado "jabn negro", utilizado para lavar ropa.Se le atribua propiedades curativas para enfermedades de la piel.

Estos jabones los fabricaban con sebo de res y le agregaban la ceniza lograda de quemar los tallos del banano una vez cortados y secados al sol, a esta mezcla le aada un detergente (cloro o pequeas cantidades de leja sello rojo).

En Manab, en vez de detergentes le aadan "pin", pequeo fruto que contena un lquido gelatinoso, la propiedad de producir una sustancia espumosa de propiedades blanqueadoras.

Esta mezcla de sebo, ceniza y blanqueador la calentaban en grandes pailas hasta que se derreta y dejaba enfriar vaciando esta mezcla en una mesa forrada de zinc, una vez fra la cortaban en pequeos pedazos y compriman con las manos para darle la forma de un pequeo valo; los bordes de la plancha de jabn que se formaba las cortaban en pequeos trozos y se los llamaban "jabn de orillo"; que tambin serva para lavar, pero principalmente lo recomendaban para lavarse la cabeza y exterminar los "piojos".

Se vendan sin ninguna marca en las abaceras y barracas de los mercados con gran aceptacin de las clases populares, por su bajo costo y buenos resultados.

Recuerdos de Luis Vayas Amat, publicista y empresario grfico guayaquileo.

Guayaquil 09:35 PM

:: Letreros de cines

Adems de las marquesinas que tuvieron algunos cines y teatros guayaquileos el siglo pasado para anunciar sus funciones o los prximos estrenos, tales los casos del Presidente, Nueve de Octubre, Royal, Apolo, Lux y otros ms, sus administradores mantuvieron la costumbre de pegar en la fachada principal de sus locales, los carteles (afiches) de promocin. Pero un detalle que ms llamaba la atencin era la especie de cartel mvil de madera rectangular apoyado en soportes del mismo material, donde se colocaba un afiche central y fotografas de escenas de la cinta.

Cuando terminaba la funcin ocurra una situacin semejante, pues grandes y chicos se arremolinaban frente al armazn de madera para confirmar si tal o cual escena de la foto haba salido durante la proyeccin. Esta no sali!, Esta s! Eran las comunes expresiones de los concurrentes.

Esta manera de promocionar las funciones fue una costumbre antes de los aos 70 porque a comienzos del siglo XX y hasta la dcada del treinta, junto con los avisos en los peridicos, en ciertos lugares concurridos, los dueos de cine colocaban esos letreros.

Era comn observar cmo las personas se detenan a observar las carteleras porttiles que tenan a la vistas los populares teatros Apolo, Central, Victoria, Quito, Presidente, etctera. Ahora la costumbre se fue, como se fueron los teatros de barrios y solo quedan los que estn en los malls.

Del texto Guayaquil Nostlgico, por Germn Arteta Vargas, guayaquileo.

Guayaquil 09:34 PM

:: Fotos callejeras

Por la dcada del 50 del siglo pasado, se hizo costumbre en Guayaquil la toma de fotos callejeras por parte de fotgrafos ambulantes enviados por sus jefes de estudios fotogrficos, como el caso del conocido maestro Fernandel, entre otros. En el centro de la ciudad: sector del Correo, la esquina de la botica H.G., en Aguirre y Pedro Carbo; la avenida Nueve de Octubre y a la salida de los bancos e iglesias, entre otros concurridos lugares, los fotgrafos disparaban sus 'flashes' y daban un tique con el nmero respectivo para que se encaminaran al estudio a reclamar el trabajo.

El establecimiento para retirar la fotografa era casi siempre el de Fernandel, ubicado en Pichincha e Illingworth, donde se editaban las grficas en pequeo formato sobre grandes cartones semejante a una colcha de bregu. Previo el pago de cinco sucres se ordenaba la copia de la fotografa deseada.

Al paso de los aos esta modalidad disminuy. Actualmente en la mayora de los hogares se dispone de cmaras fotogrficas muy modernas y de fcil manejo, que tambin han determinado la desaparicin de los fotgrafos a domicilio, que se los contrataba para los festejos familiares de cualquier tipo. Hoy a las fotos las reemplazan los videos.

De todas maneras, an nos deleitamos al contemplar nuestras imgenes que otrora captaron al andar los fotgrafos callejeros.


Recuerdos de la Dra. Lilly Antepara Erazo, qumica y artista plstica.

Guayaquil 09:33 PM

:: Puerto Lisa

Donde hoy existe un parque en Venezuela y la Dcima estuvo Puerto Lisa y all, a la orilla de uno de los tantos ramales del Estero Salado, acoderaban balandras y canoas que venan desde las muchas islas del Golfo, repletas de pescados, conchas, ostiones, camarones, cangrejos y otros productos del mar, junto con madera de mangle muy usada entonces (ms all de la primera mitad del siglo pasado) para la construccin y el pilotaje de grandes edificios.

Dichas embarcaciones eran verdaderas viviendas flotantes de las familias que comercializaban los indicados productos y tambin transportaban el carbn vegetal, para la preparacin de alimentos y el planchado de las amas de casa guayaquileas.

Puerto Lisa igualmente fue un balneario popular, pues los fines de semana hasta all concurran los vecinos de los alrededores y de otros barrios para darse un bao, disfrutar de la naturaleza y del espectculo de las balandras que iban y venan con la marea. Haba fogones al aire libre donde se venda la lisa asada con verde y caf negro.

Cuando la ciudad creci se rellenaron los brazos de mar y el de Puerto Lisa no fue la excepcin, porque aquel sitio de recreacin se convirti en cuadras de casas de caa que finalmente le dieron paso al cemento y el asfalto. Solo quedaron unos pocos rboles de lo que constituy un hermossimo sitio al que hoy recuerdan con nostalgia muchos moradores de esa barriada y algunos que conocieron el lugar.

Recuerdos de Hugo Constantine Maya, jubilado y dirigente institucional guayaquileo.

Guayaquil 09:32 PM

:: "Su majestad, la hamaca"

As titula el escritor ecuatoriano Justino Cornejo a este invento americano que caus admiracin a los primeros espaoles que pisaron nuestro suelo y dice adems en su elogio a la hamaca, que este sera en cualquier museo, el mueble smbolo para representar a cabalidad lo ms personal de Amrica.En 1808 el viajero cronista ingls W. Stevenson refirindose a Guayaquil deca: "La hamaca es el elemento indispensable del mobiliario de la casa, a menudo he visto hasta cinco o seis de ellas en una habitacin, y las prefieren a cualquier otro asiento...".

Es pues la hamaca parte necesaria del mobiliario de los guayaquileos y costeos, ya que es placentero hamaquearse al vaivn de una cmoda y fresca hamaca.

En los tiempos del transporte fluvial las lanchas y motonaves que salan del Muelle N 8 del malecn Simn Bolvar rumbo a Babahoyo, Pun, Puerto Bolvar, tenan para el descanso hamacas, por las que los pasajeros se peleaban a muerte: y an hoy en ciertas casas de hacienda de nuestro campo montubio a las visitas se las recibe en hamaca y siempre hay una disponible para el visitante, costumbre que se ha ido perdiendo en la ciudad en la que cada casa tena el cuarto de la hamaca.

Las hamacas de hoy se fabrican de lona, tela y cabuya pero el Cadillac de las hamacas, la ms cmoda, durable y olorosa es la de "mocora" hecha en Pajn e Isidro Ayora, con la hoja de la palma Astrocarvum standlevanum, originaria del Ecuador occidental.

Sergio Cedeo Amador, Fundacin Regional de Cultura Montubia.

Guayaquil 09:31 PM

:: La Plaza Chile

Entre las calles Capitn Njera, Febres Cordero, Cacique lvarez y Noguchi exista un rea de cien metros por lado, sin pavimentar, que era conocida por el nombre de Plaza Chile. All jugaban sbados y domingos "La Chaza", grupos de deportistas interioranos.Este es un juego en el que intervienen tres o cuatro "chaceros" por bando: con el abridor y los contestadores que, con guantes de tablas forradas de cuero animal y la cara exterior con clavos cabezones, servan para lanzar una tosca pelota de cerda a gran distancia sobre el campo rival.

En la Plaza Chile se festejaba todos los 18 de septiembre el aniversario de independencia de Chile con petardos, vaca loca, ensacados, palo encebado, castillo, retreta con la banda militar, y baile en el depsito Diez de Agosto del Cuerpo de Bomberos en Febres Cordero y Cacique lvarez, mientras en la otra esquina estaba ubicada la Chichera Paredes, lugar predilecto de los "chaceros" y vecinos del barrio que consuman como agua el claro de jora.

Aos despus el Municipio encerr la plazoleta con verja de hierro, sembr arbustos y construy una pila de cemento; transformacin que extingui la celebracin. El cambio hizo que la gente olvidara su nombre, transformando el lugar en un sector comercial con un surtidor de combustibles.

El hermano pas qued sin su festejo y el barrio sin las vacas locas que tanta alegra infunda en sus moradores.

Recuerdos de Guillermo Rodrguez A., escritor y periodista guayaquileo.

Guayaquil 09:30 PM

:: De aqui te veo

A fines de la dcada del treinta hubo en nuestra ciudad algunos personajes pintorescos y famosos por sus apodos, quienes cuando el grupo de chiquillos y jvenes se los gritaba generalmente montaban en clera y perseguan a los autores de tales molestias.

Uno de ellos fue De aqu te veo, un hombre de pueblo, de mediana edad, de calvicie incipiente, descalzo, camiseta, con los pantalones arremangados, pero con los bolsillos llenos de piedra para lanzarlas a quienes le espetaban el curioso mote.

Apareca, pues, el personaje, y al sonoro grito De aqu te veo! se formaba el corre corre, huyendo de su justa ira. En ocasiones pagaban justos por pecadores y hasta tena que intervenir la polica para calmar el coraje de De aqu te veo, quien protestaba cuando amenazban con llevarlo preso.

Solo las personas mayores salan en defensa del colrico afectado, mientras los muchachos o pequeuelos causantes del problema ya se haban 'hecho humo', sin dejar a un lado sus burlonas sonrisas.

Del libro Estampas de Guayaquil, por el folclorista Guido Garay

Guayaquil 09:29 PM

:: El Camal

Nuestra ciudad que naci al norte, al pie del cerro Santa Ana, poco a poco se fue extendiendo hacia el sur. Si usted como vecino o visitante utilizaba el tranva poda llegar hasta la calle Colombia en el denominado Alfaro Hospital. La lnea 1, que parta desde Las Peas, trasladaba a los usuarios de este bus hasta el Camal, mediante una diagonal de tierra que sala despus de la iglesia de Mara Auxiliadora, contigua al colegio salesiano Cristbal Coln, en cuya parte sur se guardan los tranvas.

El amplio techo que protega el Camal facilitaba el albergue de los gallinazos, aves que estaban pendientes de que los trabajadores del sitio arrojaran cualquier desecho orgnico que no sirviera para nada, pues el resto de la carne despostada entera o por partes, sala en camiones a las tercenas y los plumferos negros se quedaban sin racin.

De los apuntes Recordando mi barrio, por Alberto Muoz Morn, guayaquileo jubilado.

Guayaquil 09:28 PM

:: Burros con calzones

En los das de la estacin lluviosa, all por 1920, en Guayaquil haba pocas calles pavimentadas: el bulevar Nueve de Octubre desde el Malecn hasta Santa Elena (Lorenzo de Garaycoa) y Chimborazo, de Nueve de Octubre a Clemente Balln. Las dems, por accin de las primeras lluvias, se convertan en fangales donde proliferaban los gusarapos (larvas de mosquitos), que se multiplicaban.

Los mosquitos zumbaban da y noche y haba que protegerse; las casas tenan tela metlica en puertas y ventanas para que no entre el temido Anopheles, portador del paludismo tan endmico en nuestro medio en aquella poca.

Tambin por esos aos el reparto de caramelos, chocolatines, galletas, etctera, de las fbricas a las pulperas se lo haca a lomo de burro, a los que se les adaptaba un arns de madera para llevar en ellos unos tarros grandes de hojalata, con uno de sus costados de vidrio para identificar qu clase de caramelos contena, pues eran grandes de 5 por medio (S/. 0,05), otros medianos de 8 por medio y otros ms pequeos que se los entregaba en un paquete.

Como los mosquitos no reparaban en humanos o animales para chupar la sangre, los dueos de los jumentos para protegerlos les confeccionaban una especie de calzones de crudo (tela de yute), que se los amarraban tanto en las patas delanteras como traseras, sostenidas sobre el lomo del animal, de tal forma que gran parte quedaba cubierto y libre del ataque de los insectos.

Entonces era muy comn observar por nuestras calles a los asnos de transporte industrial, cumplir la tarea de proveer de comestibles y golosinas a las tiendas de barrio de ese Guayaquil que se fue.

Del libro Estampas de Guayaquil, por el folclorista Guido Garay.

Guayaquil 09:26 PM

:: Limosnas sabatinas

En lo que queda del 'casco comercial' de Guayaquil, de Malecn a Lorenzo de Garaycoa y desde Juan Montalvo hasta Ayacucho, ms o menos, todava es fcil observar la tarde de los viernes, pero especialmente los sbados, a un grupo de ancianitas que recorren los almacenes de tela, calzado, etctera; los restaurantes, boticas y ms locales, en busca de la 'mesada' o limosna semanal que religiosamente les obsequian los propietarios o dependientes de esos negocios.

Cada una de las integrantes del grupo de las viejecitas muy por la maana del sbado se reparte por el sector aludido y llega al lugar que tiene por costumbre visitar, y all recibe la moneda fraccionaria de dlar -antes era de sucre- que le est asignada. Hay locales que dan su regalo sabatino, no solo a una, sino a varias seoras, quienes para completar su presupuesto se hacen presentes en algunos almacenes.

Esta costumbre es bastante antigua en la ciudad, lo que ayuda a demostrar el espritu solidario del guayaquileo o de los que aprendieron el gesto por residir aos aqu. Herederos de almacenes, boticas, tiendas de abarrotes, etctera, que observaron la accin de sus padres y mayores, tambin asimilaron la costumbre y la mantienen.

Un caso excepcional constituye el de Juanito de la Torre, en las calles Coln y Chile, quien semanalmente y en ocasiones especiales agasaja a una verdadera legin de ancianitas que ayudan en sus hogares con lo que recogen de la caridad pblica.

Recuerdos de Germn Arteta Vargas.

Guayaquil 09:25 PM

:: Hay que soldaaar!

Existieron unos hbiles artesanos ambulantes tan tiles para las amas de casa: estos fueron los soldadores, que recorran las calles anunciando su presencia con el grito de Hay que soldaaar!Portaban un pequeo brasero de carbn, tijeras para cortar metales, frascos con cidos y los cautines. Todo adminculo domstico, como ollas, peroles, jarros, lavacaras, bacinillas, etctera, que presentaban huecos o filtraciones, eran reparados por estos artesanos.

Cuando la avera era muy grande, cortaban con las tijeras un pedazo de lmina del tamao del objeto y lo colocaban a manera de parche, procediendo entonces a soldarlo, con lo cual las amas de casa no interrumpan sus tareas y seguan utilizando el trasto hasta que podan renovarlo.

El grito anunciador de estos artesanos origin una expresin muy popular que indicaba que no era fcil atropellar a una persona, la que deca en tono de aviso: Conmigo hay que soldar!

Del libro Al Comps de los recuerdos, por el tradicionista guayaquileo Alberto Guzmn Rodrguez.

Guayaquil 09:24 PM

:: Una parte de la historia de Guayaquil en Samborond�n

SAMBORONDN, Guayas.- La fachada del Banco Territorial est lista. En su interior se trabaja en la adecuacin de espacios para la instalacin de un museo numismtico.

El proyecto cultural del Banco Central en el Parque Histrico se acelera. En el primer semestre del 2007 se abrir otro de los inmuebles antiguos de la urbe.

La adecuacin del Malecn 1900, situado en el Parque Histrico de Guayaquil, no se detiene. En la zona, el movimiento de obreros y el sonido de las maquinarias llaman la atencin de los visitantes.

Los trabajos se apresuran. Esa actividad tiene un justificativo: la prxima apertura del museo numismtico (relativo a las monedas o medallas antiguas) en las instalaciones del Banco Territorial, una de las edificaciones antiguas de Guayaquil que fue desmontada y trasladada al Parque para garantizar su preservacin.

Este inmueble -que estaba situado en las calles Vctor Manuel Rendn y Panam- se une a otros tres que estn asentados en el lugar. En esa lista aparecen la casa de Julian Coronel, la denominada Casa Verde y el hospicio Corazn de Jess.

Esas edificaciones encierran un significado histrico para Guayaquil, aunque hoy estn instaladas en la parroquia La Puntilla, en el cantn Samborondn.

"El Guayaquil antiguo parti del cerrito verde, pero las grandes haciendas estaban a lo largo de la cuenca del ro Guayas. Era la antigua provincia de Guayaquil", refiere Mariela Garca, directora regional de Cultura del Banco Central del Ecuador.

La funcionaria aade que uno de los objetivos de la apertura del Banco Territorial es recrear el ambiente financiero de principios del siglo XX.
Pero sobre todo "hacer pensar a la gente qu significa la moneda, que tiene un valor acumulador y que no es perecible", sostiene.

Pero eso no es todo. Las tareas tambin avanzan en lo relacionado a la instalacin de la Casa Rosada, que durante decenas de aos se ubic en la calle Boyac, en el centro de la ciudad.

La cristalizacin de estos planes depende del presupuesto anual asignado por el Banco Central para el programa, explica Garca.
Por ahora, el Parque Histrico, que tambin mantiene un rea de reserva ecolgica, se sostiene por la autogestin a travs del cobro de entradas.

"Debemos tener un lmite de desarrollo y ah no hay cmo extenderse... lo importante no es crecer en tamao sino en programa, en capacitaciones y profundizacin de los temas", comenta.

Por eso, en el Parque se enfatiza la capacitacin a maestros de la provincia por medio de una unidad especial que se encarga de impartir los conocimientos sobre Ciencias Naturales, Sociales e Historia y que luego sern reproducidos en las aulas de clases de los establecimientos de educacin formal.

ANTECEDENTES

COMERCIO
Durante el siglo XIX, en Guayaquil se haban fundado algunos bancos, principalmente por el gran movimiento econmico que se generaba en la ciudad al ser el principal puerto de embarque y desembarque de productos agroexportables. Esto, a su vez, los dotaba de una vital importancia econmica, no solo en el mbito local sino nacional.

DESARROLLO
Para la reconstruccin de la ciudad, luego del gran incendio de 1896, todos sus habitantes y las principales instituciones tuvieron una importante incidencia, lo que permiti que se realice de una manera efectiva. Para el desarrollo local de la poca, el Banco Territorial dio los prstamos hipotecarios a largo plazo, adems del prstamo municipal para la primera provisin de agua potable de Guayaquil. El cargo de gerente del banco lo ocupaba J. M. Cornejo.

EDIFICIO
Si bien el edificio exteriormente era de gran sobriedad, lo que ms llamaba la atencin a los guayaquileos era "el amplio saln de recibo" llamado Amrica Libre, que este posea. As como un gran patio central cubierto que permita la iluminacin de la parte interior.

CAMBIO DE OFICINAS
En esta construccin estuvieron funcionando las dependencias del Banco Territorial aproximadamente hasta la dcada del ochenta, ya que debido al crecimiento natural de la institucin el edificio result pequeo.
A partir de esto se decidi la construccin de la actual edificacin de hormign armado en un terreno cercano en la calle Panam.

$ 19
MILLONES
es el costo aproximado de la implementacin de todas las reas que conforman el Parque Histrico, desde su inauguracin en 1998.

4
EDIFICACIONES
cuentan con fachadas habilitadas en el parque. Una de las prximas ser la Casa Rosada, cuyas piezas fueron donadas al Banco Central.

30.000
VISITANTES
recibe mensualmente el Parque Histrico. La mayora son estudiantes de escuelas y colegios de la provincia. Los turistas tambin componen otro importante grupo de visitantes.

Guayaquil 09:23 PM

:: Las carretillas del Malecon

Ah! Las carretillas! Cunto las quisimos los guayaquileos! Haba cuatro, dos en cada exterior de los muelles municipales, y ms de diez estas realmente carretillas de madera y con ruedas, porque los otros dos pares eran construcciones de cemento situadas en la orilla de tierra sin pavimentar del Malecn, por el sector entre las calles Caldern y Franco.

La clientela para estas ltimas eran de gente pobre, pero a las de los muelles acudan personas de clase media y alta, de esta manera frecuentadas por razn de precios.El aplanchado sndwich de queso o mortadela en dos tajadas de gran pan de sal calentado o aprisionado entre planchas metlicas expuestas al fuego, la tostada rica rebanada del mismo pan con similar prensada, pero solo con mantequilla untada, el chocolate en leche hirviente, el seco de gallina, el seco de chivo, apenas el arroz con jugo cuando los sucres no alcanzaban para ms, el par de huevos al jugo servidos con jugo de seco en los otrora vasitos modelo Coca Cola, el tradicional caf puro esencia de caf pasado mezclado en agua hirviente, fueron algunas de las delicias de las carretillas para los comensales a cualquier hora del da o de la noche, ya que estos locales nunca suspendan la atencin, sobre todo para servir a los numeroso noctmbulos y bohemios luego de que asistan a alguna fiesta o a algn baile prolongado hasta la madrugada, pues lo tradicional consista en rematar cada jarana yendo a las carretillas.

Del libro Mi segunda infancia: un adulto evoca al Guayaquil de ayer, por Juan Gilbert Rizzo.

Guayaquil 09:22 PM

:: El pan con vendaje

Cuando se grava nuestra esculida economa con el aumento del valor del pan, hay que recordar una costumbre nuestra que se ha perdido con el tiempo: El vendaje.El 'vendaje' fue, respecto al pan, lo que se conoce comumente como la 'yapa' en la compra de otros alimentos. Con la diferencia adems de que lo daban nicamente las panaderas.

En aquellos tiempos se consuma mucho, sobre todo en el desayuno, un tipo de pan que se denominaba palanqueta.

Las 'palanquetas' constaban 'medio' (0,05 sucres), por eso cuando las familias eran cortas compraban el pan en las tiendas o pulperas. Pero cuando la familia era grande preferan comprar en las panaderas y era comn la recomendacin constante de las amas de casa: Compra el pan en la panadera para aprovechar el vendaje!.

Tal premio funcionaba a partir de la moneda apodada Laurita (0,50 sucres), es decir que por este valor se adquiran once palanquetas, pues la undcima era en vendaje.

Este se repeta cada 0,50 sucres, es decir que en un sucre de panes haba dos de vendaje; en 1,50 sucres haba tres panes, y as sucesivamente.

Adems del vendaje, las panaderas tambin obsequiaban a sus clientes los denominados palillos o bastones, que eran unas tiras delgadas muy sabrosas de pan de dulce.

Del libro Estampas de Guayaquil, por el folclorista Guido Garay.

Guayaquil 09:21 PM

:: Los estadios

No se trata de las grandes y modernas construcciones que se hicieron para albergar especialmente a los fanticos del ftbol, despus de que esos modestos locales de la primera mitad del siglo pasado resultaron estrechos para los seguidores del balompi y los hinchas de los equipos que en Guayaquil crecieron y jugaron de igual a igual con los elencos venidos de otras ciudades del pas y exterior.

Los estadios que ahora recordamos fueron los que hicimos en casa los muchachos y jvenes para jugar en salas, balcones y esquinas los fines de semana, una noche cualquiera o la poca de vacaciones estudiantiles cuando la lluvia o el permiso de los padres impeda salir a practicar en las calles los numerosos y sanos entretenimientos que se conocieron antao.

Tombamos una tabla horizontal de regular tamao y le dbamos forma de cancha de ftbol pintando sus arcos, media cancha, etctera. Luego disponamos once clavos como once futbolistas de cada lado, que antes habamos pintado con los colores de los equipos ms populares de entonces.

El permetro lo cercbamos de piola de trompo o lana para evitar que salga la bolilla de cristal, utilizada como baln y que se mova con el golpe del dedo ndice de las dos personas que jugaban de lado y lado, alternndose el disparo.

Este entretenimiento resultaba muy divertido porque la pasin por el ftbol ya estaba arraigada en la urbe; chicos y grandes se entretenan en sus partidos y solan apostar billusos, pelculas, bolillas y hasta pequeas cantidades de dinero (20 y 50 centavos y hasta un sucre).

Algunos hbiles muchachos, con la ayuda de sus padres, en lugar de piola ponan bandas de caucho al cerco de la cancha, le agregaban foquitos como reflectores y pintaban la tabla de verde para que parezca csped. Lo cierto es que jugar al ftbol en nuestros propios estadios resultaba divertido, porque hasta los mayores de la casa o del barrio compartan las emociones de los partidos, los goles y las apuestas. Ms tarde se incrementaron los futbolines de madera con muecos de metal y, los de material plstico.

Recuerdos de Germn Arteta Vargas.

Guayaquil 09:19 PM

Octubre 26, 2006

:: La historia de Guayaquil en miniatura

La exposicin Guayaquil en la historia, que se inaugura esta noche en los bajos del Teatro IMAX en el malecn Simn Bolvar, presenta el origen y progreso de la ciudad puerto mediante catorce escenas en miniatura denominadas dioramas.

Escenarios en miniatura recrean el origen y la evolucin de la ciudad puerto. La inauguracin de la muestra es hoy, a las 19h30, en los bajos del Teatro IMAX en el malecn Simn Bolvar.

Catorce hechos histricos que marcaron a Guayaquil forman las temticas de la exposicin tridimensional Guayaquil en la historia, proyecto en conjunto del Municipio local y la Fundacin Malecn 2000 y que cuenta con el apoyo de la empresa privada.

El objetivo de esta muestra es que guayaquileos, ecuatorianos y extranjeros de todas las edades conozcan de manera entretenida cmo se forj y desarroll esta ciudad.

La tcnica usada para esta exhibicin se denomina diorama, que consiste en recrear entornos reales mediante pequeos escenarios y personajes tridimensionales.

Uno de los cuatro botones que posee cada una de las catorce estaciones del recorrido por Guayaquil en la historia permite que se active un juego de luces y audio que apoyan a la descripcin sobre cmo se produjo determinado hecho histrico. Por lo cual la recreacin, que dura entre 3 y 5 minutos, se vuelve ms realista.

Este proyecto didctico ha sido preparado en unos cuatro aos y su costo flucta entre los 500.000 y 600.000 dlares, seala Pedro Gmez-Centurin, gerente general de la Fundacin Malecn 2000.

La elaboracin de los dioramas estuvo a cargo del artista ecuatoriano dgar Cevallos Rosales, quien es productor y director de cine. Dos de las principales fuentes de informacin para estructurar la presentacin de cada acontecimiento histrico fueron la Biblioteca Municipal y las reuniones que el artista tuvo con Melvin Hoyos, director de Cultura y Promocin Cvica, explic Gmez-Centurin.

As la muestra se forma de las escenas que abarcan los siglos XVI, XVII, XVIII, XIX, XX y XXI. Estas son: Los orgenes-nuestros antepasados; Las fundaciones; Guayaquil, astillero del Pacfico; Piratas en el Golfo; Ciudad vieja/ciudad nueva; La aurora gloriosa; Guayaquil por la patria; La repblica del Ecuador; La Revolucin de Marzo; Tiempos de prosperidad; El gran incendio/siglo XX; Guayaquil vive por ti; y Ms Ciudad.

La exposicin Guayaquil en la historia, cuya inauguracin es hoy a las 19h30, puede ser visitada por el pblico desde maana en los bajos del Teatro IMAX en el malecn Simn Bolvar, espacio donde se construira el Museo Martimo de la Armada y "que por determinadas situaciones no se lleg a concretar por falta de presupuesto, ya que el proyecto era lindo y muy ambicioso, entonces conversamos con ellos y les dijimos que hasta que exista la solucin sobre el levantamiento del museo se realizar esta muestra, que pretende ser permanente", aade Gmez-Centurin.

APUNTES

HORARIO DE ATENCIN
La muestra tridimensional Guayaquil en la historia estar abierta todos los das de 10h00 a 20h00. Los costos de las entradas son $ 2,50 adultos, $ 1,50 nios hasta los 12 aos y estudiantes, y $ 1,25 tercera edad y discapacitados. Para visitas de grupos de escuelas y colegios comunicarse a los telfonos 256-3078, 256-3079 y 256-3087.

VISITAS GUIADAS
Las visitas a la muestra sobre Guayaquil contarn con guas, que dominan tambin los idiomas ingls, italiano y portugus. Cada diorama que representa un hecho histrico contiene cuatro botones. Uno de ellos es el que controla el audio en espaol y las luces.

Los otros tres funcionarn despus, cuando los relatos se traduzcan al ingls, italiano y portugus.

Guayaquil 10:47 PM

Octubre 24, 2006

:: Parques y plazas en la historia porteña

El parque Seminario que tambin lo llaman Bolvar, fue lugar primigenio de la Plaza de la Estrella, Plaza de Armas, etctera.

Portales, balcones, edificios de hormign e incluso casas de construccin mixta de las primeras dcadas del siglo XX que an no sucumben a la modernidad, son testimonios de nuestra historia y tambin referentes para evocar aquella ancestral imagen portea de centurias pasadas. Lo mismo ocurre con los parques, paseos y plazas que recuerdan romnticas pocas, aunque algunos de ellos cambiaron de nombre y aspecto de acuerdo a la evolucin urbana.

Ensayamos un breve recuento de esos sitios de esparcimiento, peregrinacin cvica y poltica, donde acudieron abuelos y padres a disfrutar de la naturaleza, escuchar msica al aire libre por medio de parlantes o por las retretas de bandas militares. Recordemos que los nombres que parques y plazas asumieron al paso del tiempo, no tuvieron un ao o una poca definidos sino que fue en prudente lapso.
Breve recuento
All el parque Seminario, circundado por las calles Chile, Chimborazo, Clemente Balln y Diez de Agosto, al que periodistas, guas tursticos y numerosos vecinos lo llaman Parque de las Iguanas, y que en orden cronolgico desde los albores de la metrpoli ha recibido los nombres de Plaza de Armas (1770), Plaza de la Iglesia Matriz, Plaza Matriz, Plaza de la Estrella (1870), Plaza de la Catedral, Plaza Bolvar (1887), parque Seminario (1895 y un poco antes).

La plaza del Centenario (1920) limitada en lo actual por las calles Lorenzo de Garaycoa (Santa Elena), Pedro Moncayo (Daule), Primero de Mayo (Bolvar) y Vlez en los planos de Guayaquil de 1909 y 1919 se la llama plaza Nueve de Octubre; la plaza Montalvo, despus parque Montalvo, en documentos de 1909, 1919, 1920 conserva como hasta ahora tal denominacin. La plaza Rocafuerte llamada as en 1909 y 1920, muchos la denominaron plaza de San Francisco (1881) y hoy algunos hacen lo mismo.

El espacio ocupado por el actual complejo deportivo de la piscina olmpica y la pista atltica frente al colegio Rita Lecumberri (Jos Mascote, Hurtado, Luque y Garca Moreno) a comienzos del siglo pasado fue llamado plaza Diez de Agosto, despus plaza del Ejrcito y ms tarde plaza de la Concordia. La plaza Coln de estos das (al norte, en los lmites del barrio Las Peas, tuvo la primigenia denominacin de plaza de la Parroquia (1779) y ms tarde plaza de la Concepcin (1887).

La plaza Veinticuatro de Mayo, de comienzos del siglo XX, es actualmente el parque San Agustn, pero oficialmente Medardo ngel Silva, limitado por las calles Pedro Moncayo, Seis de Marzo, Quisqus y Luis Urdaneta. La plaza de la Victoria o parque de la Victoria (Quito, Clemente Balln, Diez de Agosto, Pedro Moncayo) conserv por mucho tiempo el nombre de plaza Caldern. En cambio, el parque Espaa (Chimborazo, Chile, Portete y General Gmez) se llam primitivamente plaza Ecuador.

Ms novedades
El plano de Francisco Landn de 1909 incluye la plaza Chile (Noguchi, Cacique lvarez, Capitn Njera y Febres Cordero) que se llama as hasta la presente, pero como parque Chile. El parque Sucre (ubicado por aos entre los edificios de la Municipalidad de Guayaquil y Gobernacin del Guayas) tuvo cambios y junto con la estatua del hroe se convirti en la moderna Plaza de la Administracin. Los predios de la plaza Rodolfo Baquerizo Moreno primero fueron del tradicional American Park y ms tarde parque Guayaquil.

La plaza de Santo Domingo consta en el plano de A. Millet de 1880 y 1881 y la ubica frente a la iglesia de igual nombre del barrio Las Peas; el mismo autor incluye la Plaza del Mercado, en el Malecn o Calle de la Orilla a la altura de la Casa del Cabildo. La plaza de la Merced, frente a la baslica de igual nombre, se convirti en el parque Pedro Carbo. El parque Olmedo cambi de lugar; el Jorge Washington desapareci y al de la Armada remodelan para convertirlo en el complejo cvico naval Jambel. Ya no se habla del Paseo de las Colonias pero s de los parques Puerto Liza, Clemente Yerovi Indaburu, Jerusaln, Repblica del Uruguay, etctera.

Entre las plazas inauguradas en los ltimos aos estn las de la Administracin, Rodolfo Baquerizo Moreno, Cvica del Malecn, Francisco de Paula Ycaza, de Honores (cspide del cerro Santa Ana), de Artes y Oficios Carlos Armando Romero Rodas (parque lineal del Salado), de la Integracin y otras.

Guayaquil 10:35 PM

Julio 26, 2006

:: Guayaquil, diez años despues

GC_Blogpic_side10despues.jpg
El monumento a Guayas y Quil ser un homenaje a la hispanidad y estar en el ro Guayas. Medir 51 metros y se construir en cuanto se consiga el financiamiento total de Espaa.

Nuevas obras tursticas, viales y de transportacin, as como la ampliacin de otras ya existentes se vislumbran en Guayaquil despus de una dcada, pero tambin se mantienen la incompleta cobertura de servicios, las invasiones de tierras y la inseguridad. Este informe especial, basado en planes de la Municipalidad y otras entidades relacionadas con el desarrollo urbanstico y en proyecciones de especialistas, recorre esa ciudad del futuro de la mano de un personaje imaginario, Luis Garca. Se trata de un guayaquileo que regresa a este puerto despus de doce aos de vivir en el exterior.

Un paseo rpido y por vas nuevas

La imaginaria familia Garca emigr de Guayaquil en el 2004. Doce aos despus, regresa para embarcarse en la aventura de recorrer los espacios de modernidad que tendr la urbe portea en el 2016.

"Pasajeros que descienden en la parada 25, utilicen la puerta del lado izquierdo", anuncia la voz masculina en el altoparlante del articulado de la Metrova.

Luis Garca solo atina a abrir la boca en seal de admiracin. Este guayaquileo vuelve de Espaa a su ciudad, tras doce aos de ausencia, a los 38 de edad, con su pareja y un hijo de 16.

Pero las sorpresas le dieron la bienvenida desde las mangas del aeropuerto internacional Jos Joaqun de Olmedo, al ver un centro de convenciones para negocios en una terminal de 49.000 metros cuadrados. Quiere conocerlo todo, comprobar si lo que las cartas de amigos y parientes le contaban era cierto.

La computadora del puesto de informacin turstica junto a las bandas de equipaje le recomend que la Metrova es la mejor opcin para visitar la ciudad en sus fiestas patronales.

El sistema de transporte que mueve a diario a 600 mil personas inaugur su primera troncal en julio del 2006, con un costo de casi 20 millones de dlares. Usando esa misma troncal, la familia Garca llega en 15 minutos, desde la Av. Pedro Menndez Gilbert en el norte, hasta el centro de la urbe, donde se hospeda. En el camino conoce el Swisstel, que con 41 pisos mira al ro Guayas por su salida al malecn Simn Bolvar entre las calles Roca y Panam.

Al medioda, Mara Rosa, la mujer de Luis, busca en su memoria el sabor de la menestra y los patacones del antiguo restaurante Pique y Pase, y hacia all va con su familia. "Con razn lo extrabamos tanto!", les dice.

La siguiente parada en la ruta tiene los colores amarillo y azul de un clsico del astillero. El estadio Capwell en la Av. Quito le abre las puertas a la familia Garca. Para llegar all se embarcan en una de las siete troncales de la Metrova, que va desde la Av. Veinticinco de Julio a la Terminal de Integracin Ro Daule. En el camino observan las luminarias, calzadas y bancas de estas avenidas, que diez aos antes formaron parte del proyecto de la regeneracin urbana.

La tarde quema sus ltimas horas cuando salen del estadio, rumbo al norte. Un amigo de colegio, que Luis se encontr en el estadio, les dice que no pueden dejar de pasar por los tneles bajo el cerro San Eduardo.

Luis recuerda haber ledo por internet en un diario, que al iniciarse esta obra, inaugurada en el 2007, el entonces alcalde Jaime Nebot dijo: "Es parte de un plan vial y de transporte que reducir los accidentes y lograr menos contaminacin al reducir el congestionamiento vehicular".

Tal como se estim, cerca de 500 mil vehculos por da recorren los 1.295 metros de longitud que tienen los seis carriles de este tnel, cuya inversin fue de 50 millones de dlares.

Creado para enlazar el noroeste con el suroeste de la ciudad, se inicia en la Av. Barcelona como prolongacin del puente marginal sobre el estero Salado de las calles 38 y Gmez Rendn. Pasa al lado del complejo Ciudad Deportiva Carlos Prez Perasso, construido en el antiguo botadero de basura San Eduardo, y se conecta con el km 4 de la va a la costa, a travs de un intercambiador de trfico.

Los Garca hacen este recorrido en taxi para llegar a la casa de Juan Espinoza, un vecino de la infancia de Luis, quien construy su vivienda en Punta Esmeralda, una de las urbanizaciones que abri sus puertas en el 2008 en la va a la costa. Trayecto que ahora cuenta con una ampliacin de 100 metros de ancho de cada lado de la va y un tramo domiciliario, en dos sentidos para los habitantes del sector.

Luego de compartir recuerdos, los Garca vuelven al cntrico hotel por uno de los 12 carriles de la Autopista Terminal Terrestre Pascuales de 33 millones de dlares. Esta va entregada a la ciudad en el 2006, tras varios retrasos y expropiaciones, une las ciudadelas del norte con los que entonces eran sectores no urbanizados en Pascuales y enlaza los puentes Carlos Prez Perasso y Rafael Mendoza Avils con las terminales area y terrestre.

Cortesa Municipio de Guayaquil.

Guayaquil 01:24 PM

Julio 11, 2005

:: El Nombre de Guayaquil

Segn la tradicin recogida por Alcedo y Herrera, y que ha venido pasando como verdad histrica hasta nuestros das, la ciudad de Guayaquil debi su nombre al del cacique Guayas sumado al de su esposa Kil; pero son diversas las consideraciones que se pueden oponer a esta versin puramente tradicional.

Con frecuencia, el pasado convalece en los secretos tornavoces de los nombres. La toponimia es el rumor de lejanas histricas; disco polvoriento de ignotas civilizaciones.

Diversas interpretaciones se han hecho en torno del nombre "Guayaquil". Hay quienes suponen proceder del colorado Gua-ya-Kil; quienes dicen ser un prequichuismo o quichiusmo puro y mixto. No falta notable erudito que remonta la etimologa hasta las fuente helnicas, Hua-illa-quil-ca, composicin aglutinante quichua, es, desde luego, hiptesis filolgica descomposicin quichua: Guaya-quil, significando el lugar de los pltanos o platanal.

Es preliminar de la fundacin el nombre autctono de Guayaquil?.
El defecto fundamental de las investigaciones filolgicas, hasta aqu realizadas, esta precisamente en no haber determinado la cronologa del nombre y la forma como fue escrito, en las primeras crnicas. Uno y otro aspecto pueden orientar mejor el estudio.
Hacia 1536 sonaba la regin Huancavilca con el nombre de "Provincia de la Culata", sin otra particular indicacin. El cabildo de Quito, reunido el 12 de Diciembre de 1539, manda a comparecer a Diego Prez y Francisco Maguayo que haban llegado de la ciudad de "Santiago de la Culata". El viejo Marqus Pizarro, al crear la gobernacin de Quito y proveer de primer gobernador a su hermano Gonzalo, enumera entre las ciudades del nuevo distrito la ciudad de "Santiago", sin otra determinacin (aos 1539 y 1540). Gonzalo Pizarro, a su vez, ya en el gobierno de Quito, encabeza las provisiones, designando categricamente "Santiago de la Culata". Slo a partir de 1542, los manuscritos consignan el nombre de "Guayaquile", "Guayaquill". El acta del 12 de Febrero de 1542 del cabildo de San Francisco de Quito estampa, por primera vez la palabra "Guayaquyle" como nombre de la ciudad, y en 1547, el mismo libro habla con rotundidad del "Cabildo de Guayaquil" De esta pocas citas documentales, se puede deducir que el vocablo autctono Guayaquil adviene a la historia solamente cuando los conquistadores, pocos aos despus de la fundacin de la ciudad, se familiarizaron, con la onomstica india y conocieron el nombre del ro en cuyas orillas haban asentado los lares hispanos de Santiago.


"Esta ciudad de Guayaquil est cuatro leguas de la mar el ro arriba, que se llama ro Guayaquil, y as se nombra la ciudad Santiago de Guayaquil, por el ro", deca en un informe el Lcdo. Salazar de Villasante.

Segn observaciones lingsticas, el nombre Guayaquil es de autentica cepa puruhamochica. Los trminos aglutinantes Guaya o Guayal Kill son sus dos elementos de composicin. Guayal seria el nombre primitivo de un pueblo y de un cacique. Los espaoles, debido a la pronunciacin indgena que guturalizaba la 'l' con una especie de 'r' sorda, habran captado como "Guayas". Ahora bien, "Guayalema" es vocablo de la provincia andina del Puruh en las altiplanicies del Chimborazo. El elemento lingstico Guaya entraba en la formacin de muchas palabras puruhaes. Kill es un trmino mochica, con el que se designaba al dios o diosa (ninfas) generadores de las fuentes y habitantes de las aguas y de los ros, es decir indican lugares donde hay fuentes de agua. El ro imponente fue, sin duda alguna, una deidad. Otra deidad, terrenal por cierto, seoreaba en sus orillas; era el cacique Guayal, con su cede Guayal. Por otro lado, era costumbre lingstica ritual asociarse el nombre de los seores o rgulos con los de los dioses o diosas, sus genios tutelares. La tribu Huancavilca habra fundido el nombre de su cacique con el de la diosa o dios Kill, viviente en las soberbias ondas rojizas de la ra. No ha muerto la diosa Kille o Kill, de ancestro mochica; no ha muerto la majestuosa ninfa del Guayas; ni ha levantado el vuelo a ignotos cielos, cuando la trauma de su raza y el violento ocaso de su gente. Sobrevive en los recovecos de nuestra tradicin, en algunas gotas de nuestra sangre el acorde legendario de una chica, como en salmo de la bravura Huancavilca.

Guayaquil 06:52 PM

Enero 23, 2004

:: Productos saludables - los servicios que les ahorren

Los clientes favorecer�n los productos saludables; los servicios que les ahorren tiempo; nuevas formas de diversi�n; y las marca gen�ricas

as actuales leyes de los mercados de consumo indican que ya desapareci� la regla de un solo producto para mucha gente. Hoy, se crea un art�culo para cada necesidad. Seg�n los expertos, la tendencia es diferenciar a los compradores y sus momentos de consumo.

Phil Lempert, director general de las consultoras Consumer Insight y Supermarketguru.com, en su presentaci�n para ACNielsen Making the Shopper, indica que los nuevos empresarios deben pensar en el consumidor, m�s all� de t�rminos demogr�ficos, g�nero, edad, nivel social, etc, para verlo por sus etapas de vida (lifestages) y las necesidades de cada momento.

Habr� muchas personas que, a sus 40 a�os, por ejemplo, pasen por su segundo matrimonio y que requieran productos y servicios para formar una segunda familia (las familias reconstituidas son una realidad cada vez m�s frecuente en la sociedad. En M�xico, seg�n datos del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), representan cerca del uno por ciento del total de hogares).

A los 50 a�os de edad, las personas se enfrentan al s�ndrome del nido vac�o, al marcharse los hijos de la casa paterna. Lempert propone definir, bajo esta perspectiva, las futuras necesidades del consumidor.

El especialista en mercados de consumo considera que durante 2003 y principios de 2004, las tendencias de consumo se dirigir�n, en el campo de los alimentos, a los org�nicos "en crudo" (jitomates hidrop�nicos o limones sin pesticida, animales criados con m�todos tradicionales, por ejemplo) o bien, comida procesada y nutritiva, de nuevos sabores, pero sin sustancias da�inas al cuerpo humano o el medio ambiente.

Y es que estas tendencias, anota Lempert, se derivan de otra cada vez m�s extendida: la b�squeda de la conservaci�n del buen estado de salud. De esta forma, todos los servicios y productos que ayuden a conservarlo ser�n demandados.

En esta preferencia se basa la franquicia Subway, en Estados Unidos, que presenta un comparativo de niveles de grasa entre sus productos y los de McDonald's (los de �sta �ltima, seg�n Subway, tienen el mayor contenido). Con esta acci�n han atra�do m�s clientes.

Guayaquil 09:53 AM

Enero 02, 2004

:: Guayaquil, Ecuador - Barrio de Las Peñas

Barrio de Las Peñas: It was declared a cultural patrimony of the nation in 1982, for being the most representative urban-architectural complex of the 20th century. It is located in the very same place where the city was founded and characterized by its paved streets and their Spanish style wooden houses. The Santa Ana hill - ideal to obtain a panoramic View - and the Guayas river constitute their natural surroundings.

JCR 09:35 PM